Búsqueda de inmuebles
0000
Resultados
Wednesday, August 22nd, 2018

Vinoterapia: el elixir de la juventud

El vino no solo está para beberse, también para bañarse. El nuevo enoturismo apuesta por extraer los beneficios de la bebida mediante tratamientos de belleza

Vistas con vino

Hasta ahora apreciabas el vino con la vista, por su color; con el olfato, por el aroma; y sobre todo con el gusto, reteniendo las notas en el paladar. Ha llegado la hora de que un cuarto sentido se sume a la experiencia: el tacto, capaz de proporcionar tanto placer como la mejor de las catas.

La vinoterapia es una de las apuestas más recientes del sector del enoturismo. Hablamos de masajes en los que la crema y el aceite se sustituyen por uva, o directamente por vino. Los expertos inciden en el carácter antioxidante del vino, dados los polifenoles de la uva, que favorecen la elasticidad de la piel y un mayor rejuvenecimiento. También aseguran que ayuda a estimular la circulación, reducir el abdomen o reafirmar los glúteos, entre otras bondades.

Por lo general, el tratamiento comienza con una exfoliación para preparar la piel, casi siempre a cargo de las pepitas de la uva. Después se procede al masaje y la envoltura, donde algunas de las variedades más utilizadas son el Lambrusco, rico en minerales; el Sauvignon o el Chianti, con propiedades relajantes; o el Cabernet y el Merlot, de los que se afirma que ayudan a eliminar las células muertas. Otras modalidades más novedosas son los baños directamente en barrica o los vendajes con uva caliente, a fin de garantizar la absorción por parte de la piel.

Masaje con vino

Ya en el antiguo Egipto se elaboraban mascarillas de uva para mejorar las condiciones del cutis. No obstante, el origen de la vinoterapia está en Graves, cerca de Burdeos, donde se encuentran algunas de las bodegas más antiguas de Europa. Sus precursores fueron Mathilde Cathiard y su marido, Bertrand Thomas, quienes en los años 90 decidieron investigar con el profesor de Farmacognosia Joseph Vercauteren para extraer y utilizar polifenoles, resveratrol y viniferina de la vid. Más tarde pondrían en marcha el tratamiento en el spa Les Sources de Caudalie.

A día de hoy se trata de una práctica habitual en numerosos países. El primer balneario del vino en España fue el del Hotel Golf Peralada, en Girona, de Freixenet Wellness. En la zona de Cataluña también cabe destacar el Acbua Wine Spa de Can Bonastre, ubicado en una finca del siglo XVI y a los pies del macizo de Montserrat, donde ofrecen sesiones de cavaterapia. El Spa Vinothérapie Caudalie Marqués de Riscal, en La Rioja Alavesa, dispensa los tratamientos relajantes con vistas a los viñedos. Otros centros repartidos por España son el Hotel & Spa Arzuaga, en Valladolid (Ribera del Duero), o las bodegas Valbusenda, en Zamora (Toro).

Paisaje con vid

Todo ello ha propiciado una revolución en el sector del enoturismo, donde el consumidor ya no solo se contenta con probar los vinos, sino que aspira a vivir toda una experiencia sensorial en torno a ellos. Actualmente, las bodegas y los viñedos son un negocio rentable, no solo por cuanto producen y embotellan, sino también por su propia condición de inmuebles históricos.

Artículos incluidos en: