Búsqueda de inmuebles
0000
Resultados
Tuesday, August 12th, 2014

Siete razones para vivir en el centro de Valencia

El centro de Valencia es uno de los emplazamientos más valorados a la hora de residir en esta ciudad situada junto al mar Mediterráneo. Este conjunto de calles, delimitadas a grosso modo por la Avenida Reino de Valencia, el antiguo cauce del río Turia y la Plaza del Ayuntamiento (lindando con la turística Plaza de la Reina) conforman una de las áreas de Valencia más atractivas, con una alta calidad de vida producto de distintos factores. Pero, ¿cuáles son los motivos que provocan que este conjunto de calles y avenidas sea tan deseado?

1. Calles pensadas para el viandante. Aceras amplias y avenidas con espacios verdes invitan al ciudadano a pasear de manera relajada. De este modo, se puede admirar la destacada arquitectura presente en el centro de Valencia, desde la Valencia modernista, pasando por edificios de corte racionalista, algunos de ellos con el sello del insigne arquitecto Javier Goerlich.

2. El antiguo cauce del Turia. Rehabilitado de manera íntegra en los años ochenta es hoy en día uno de los grandes pulmones verdes de la ciudad, lugar de encuentro para familias en fin de semana y un espacio de referencia a la hora de practicar deporte en la ciudad. A los pies del Palau de la Música, cientos de valencianos practican diariamente ciclismo o running, en un recorrido que desemboca en la icónica Ciudad de las Artes y las Ciencias.

3. ¡Bares, qué lugares! Cafeterías, cervecerías, restaurantes… la oferta gastronómica es enorme y lo más importante, de calidad. Calles como Ciscar o Conde Altea aglutinan buena parte de los establecimientos, entre los que se puede disfrutar de cocinas como la italiana, francesa, india u oriental, (en sus distintas variantes, ya sea tailandesa, coreana, china o japonesa), además, por supuesto de cocina genuinamente valenciana en la que establecimientos como Casa Roberto o Racó del Turia son excelentes ejemplos. El prestigio gastronómico internacional viene de la mano de locales como Saiti (nuevo emplazamiento para el chef Vicente Patiño), Canalla Bistró y Camarena (ambos con la firma de Ricard Camarena), Vuelve Carolina y El Poblet (la vía valenciana de Quique Dacosta) o Kaymus (con el sello de Nacho Romero). Para los noctámbulos, en la zona de Cánovas resiste uno de los grandes clásicos de la ciudad, Aquarium, con una combinación infalible: estupendos cócteles y un servicio impecable.

4. Shopping. Con la calle Colón como principal escaparate de la moda en Valencia (aunque en los últimos tiempos se han añadido invitados de excepción como Apple y en un futuro próximo Media Markt), el ocio basado en las compras discurre de manera paralela y transversal a esta gran arteria comercial. La calle Cirilo Amorós aglutina un excelente muestrario de locales especializados en alta decoración clásica y contemporánea, desde su inicio, junto a la calle Ruzafa hasta llegar a su fin, junto a la Plaza América. Otras calles, como Juan de Austria, Jorge Juan o Isabel la Católica reúnen firmas de moda de primer nivel, conformando una inexcusable ruta para el amante de las compras.

5. Ocio. El centro de Valencia reúne las últimas multisalas de cine (Lys y ABC Park) presentes en la ciudad, tras el cierre de todas las emblemáticas salas únicas. Tyris, Acteón, Capitol, Serrano, Gran Vía, Suizo, Rex o Eslava son sólo algunos de los ejemplos diluidos con el paso del tiempo. Los amantes del teatro y la danza tienen a su disposición espacios de referencia como los teatros Principal y Olympia.

6. Centros educativos de prestigio. Algunos de los colegios de más tradición en la ciudad se encuentran reunidos en el centro de Valencia. Loreto, Dominicos o Hermanos Maristas, todos ellos concertados, son centros que reúnen tradición, alta exigencia educativa, excelentes instalaciones y una gran vocación deportiva. Por ello, muchas familias buscan instalarse en el centro de la ciudad de cara a ofrecer la mejor formación a sus hijos.

7. La calidad de las propiedades inmobiliarias. El centro de Valencia reúne buena parte de las mejores viviendas de la ciudad. Desde los espaciosos apartamentos completamente rehabilitados y situados en edificios construidos en la primera mitad del siglo XX, que reúnen características comunes como la gran distancia al techo (adornado en muchas de las ocasiones con estucos) y los amplios ventanales protegidos con mallorquinas, hasta las viviendas de reciente construcción, ejemplificadas en un edificio como Plaza América, una de las referencias en Valencia en cuanto a vivienda de alto standing.

Artículos incluidos en: