Búsqueda de inmuebles
0000
Resultados
Wednesday, July 30th, 2014

Valencia, la ciudad abierta al mar

Uno de los grandes atractivos de Valencia como ciudad bañada por el mar Mediterráneo es la situación de playas urbanas como la del Cabanyal o la Malvarrosa. Históricamente, las playas de Valencia fueron lugar de veraneo para las clases altas de la ciudad y de ocio popular gracias a enclaves como las piscinas de Las Arenas, dada la escasa distancia que las separa del centro de la ciudad. A día de hoy este aspecto no ha cambiado, por lo que su excelente conexión con el casco histórico de la ciudad, situado a apenas 20 minutos en autobús o tranvía, acentúan su atractivo.

Uno de los mejores ejemplos de construcciones históricas auspiciadas por la burguesía valenciana es la Casa Museo del escritor Vicente Blasco Ibáñez, plenamente restaurada por el Ayuntamiento de Valencia, y que, a día de hoy, es depositaria de buena parte del legado del reconocido escritor valenciano. Al igual que esta edificación, es posible encontrar en el frente marítimo de Valencia villas completamente rehabilitadas, ubicadas a escasos metros del mar, en las que se han respetado los aspectos originales de construcción, compatibilizándolos con las comodidades actuales necesarias.

Las villas antes mencionadas comparten espacio en las playas urbanas de Valencia con la evolución representada en los modernos edificios de reciente construcción. Estas edificaciones, en algunos casos situadas en la vecina playa de la Patacona, adscrita a la localidad de Alboraya, comprenden desde villas excepcionales hasta apartamentos de lujo y se benefician de una excelente ubicación, ya que se encuentran a apenas unos pasos de algunas de las playas más populares de la ciudad y desde sus terrazas pueden admirarse unas excelentes vistas del Mediterráneo.

Alrededor de la ciudad de Valencia, y en un radio de apenas 25 kilómetros, se encuentran otras poblaciones que acreditan la relación íntima entre Valencia y el Mediterráneo. El Saler, Perellonet, Perelló, Mareny Blau y Cullera son localidades muy apreciadas por los propios valencianos desde hace muchos años. Gracias a la calidad de sus playas y la cercanía a la capital, estas poblaciones se han convertido desde hace décadas en uno de los destinos favoritos como lugar de veraneo.

 

Artículos incluidos en: