Búsqueda de inmuebles
0000
Resultados
Friday, September 1st, 2017

Septiembre, ¿el mejor mes para comprar una casa?

Si estás esperando el momento adecuado para realizar una operación inmobiliaria… ya ha llegado

Interior de una casa de diseño

El verano se despide, y con él las abotargadas comilonas playeras, las calurosas siestas vespertinas y las febriles noches de chiringuito. Es hora de pensar en cuestiones más prácticas (sin desmerecer las anteriores) y arrancar el curso con visión de futuro. Aquellos que en invierno incrementaron los ahorros de su cuenta, para en primavera arrancar la búsqueda de inmuebles, y posiblemente detenerla con la llegada del estío, encontrarán que otoño es, en realidad, la estación perfecta para materializar la adquisición de un inmueble. Según los distintos analistas del sector, septiembre es el mejor mes para la compra de una vivienda.

No solo es una cuestión sentimental (el mes de los comienzos, de la vuelta a las obligaciones, de la recuperación de la rutina), sino también una decisión argumentada. Independientemente de que busque una casa propia o una segunda residencia, normalmente orientada al buen tiempo, en estas fechas la competencia disminuye, los precios son más bajos y el acceso al crédito también es mejor. Como inversión de futuro, es un momento idóneo para buscar rentabilidades a largo plazo, por lo que si hucha lo permite, no lo dude: aproveche el refresh del mercado.

El gran factor a tener en cuenta para comprar en septiembre es el ligero descenso en el precio de la vivienda, que cabe atribuir a la parálisis de las transacciones durante el mes de agosto. Según datos de Nuroa, esta caída puede oscilar entre 30 y 190 euros por metro cuadrado. Y si bien seguirá cayendo conforme avancen los meses, también el stock de viviendas será más reducido y menos interesante. Conviene estar atento para detectar las buenas oportunidades.

Edificios de la zona universitaria en Valencia

Por otro lado, los bancos compiten entre sí por ofrecer buenas ofertas a sus clientes, por lo que los productos hipotecarios suelen ser más interesantes. Ahora bien, las tendencias de mercado están cambiando. Un estudio elaborado por el comparador HelpMyCash afirma que las nuevas hipotecas a tipo fijo seguirán siendo la gran apuesta de la banca en 2017, idea que refuerzan los últimos datos del INE, que advierte de que 4 de cada 10 préstamos ya son de esta tipología.

En cualquier caso, parece que el mercado inmobiliario repunta sea la época que sea. Al cierre de 2017, la venta de viviendas promete alcanzar las 500.000 operaciones, según las previsiones del informe de BBVA Research. Esto implica un incremento del 10% con respecto al año pasado. Asimismo, los precios de los inmuebles crecerán entre un 3% y un 5% en 2018, o así lo prevé Bankinter, por lo que cabe apurar lo que queda de ejercicio. No habrá ocasión igual.

Artículos incluidos en: