Búsqueda de inmuebles
0000
Resultados
Tuesday, March 14th, 2017

Es imprescindible regular la profesión de mediador inmobiliario

Apartamento moderno en el centro de Valencia

Actualmente el acceso a la mediación inmobiliaria, así como su ejercicio, carecen de una regulación o supervisión oficial y estatal, un hecho impensable para cualquier otra profesión en nuestro país. Pero no siempre fue así. De 1981 a 2000 esta actividad estuvo regulada gracias a un Real Decreto que refrendaba la oficialidad de los Estatutos Generales de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (API) y sus Colegios Oficiales. La situación cambió tras la desregularización del año 2000, de modo que los API perdieron la exclusividad para ejercer su labor en el sector, lo que en paralelo llevó a que la colegiación ya no fuera necesaria para trabajar como mediador.

La actual ausencia de regulación ha traído como consecuencia la falta de obligatoriedad de pruebas de acceso ni la imprescindible supervisión de una labor de tanta importancia para el ciudadano como es la compraventa de propiedad inmobiliaria. Por tanto, no hay ninguna garantía de que la totalidad de profesionales que en estos momentos trabajan en el sector disponga de una formación específica y actualizada o que esté al tanto de las novedades o cambios en el marco legislativo y económico que afectan a su labor diaria y que en ocasiones son bastante complejos, como la normativa que afecta al blanqueo de capitales, por poner solo un ejemplo.

Propiedad exclusiva en el barrio de El Ensanche, Valencia

El mayor perjudicado a consecuencia de los casos de mala praxis en la mediación inmobiliaria (ya sea por desconocimiento, desinterés o falta de ética profesional) ha sido el comprador o vendedor, lo que ha devenido en el desprestigio progresivo de la actividad en los últimos años. Es necesario remarcar que tan sólo la comunidad de Catalunya dispone en estos momentos de una regulación a través de un registro de agentes de la propiedad, quienes están sujetos a una formación reglada y a la obligatoriedad de disponer de un seguro de indemnización y otro de responsabilidad civil.

Desde nuestra compañía creemos imprescindible, en beneficio del cliente y de la propia profesión, volver a regular el acceso a la mediación inmobiliaria a través de pruebas oficiales de acceso, la supervisión de la labor mediante los Colegio de API, la introducción de formación continua y exámenes periódicos y por último, la obligatoriedad de disponer de un seguro de responsabilidad civil. Mediante la introducción de estas peticiones se elevaría el nivel de los profesionales inmobiliarios, se aseguraría proporcionar un servicio correcto al cliente y se recuperaría la imagen y prestigio de la profesión.

Artículos incluidos en: