Búsqueda de inmuebles
0000
Resultados
Wednesday, August 30th, 2017

Geotermia: la revolución para pagar cuatro veces menos en agua caliente

Cada vez son más los hogares que apuestan por la geotermia eficiente y ecológica que supone una alternativa rentable a las placas solares

Geotermia

El agua caliente sanitaria (ACS) es, después de la calefacción, el segundo gasto energético más importante de un hogar. Casi un tercio de los recursos van destinados a su generación. Es por ello que la industria siempre anda investigando sistemas más eficientes que, además de reducir el impacto ecológico, aligeren la factura final del consumidor. Hay vida más allá de los métodos instantáneos como los calentadores, los acumulativos como las calderas, e incluso los híbridos. Desde hace unos años, una de las aplicaciones más utilizadas de la energía solar térmica es el calentamiento de agua, que deriva en un ahorro económico y un menor impacto ambiental al no tener que consumir electricidad o gas. Pero todavía se puede ir más allá con un sistema que promete ser revolucionario de cara al futuro. Porque la geotermia ha llegado para quedarse.

La energía geotérmica se basa en el aprovechamiento del calor terrestre, de modo que no se genera, sino que simplemente se desplaza hacia donde se quiera utilizar. “A esta definición se le podría sumar la energía que se encuentra almacenada en las aguas superficiales, ya sean continentales o marinas”, indica José Salido, portavoz de la empresa Itecon, especializada en este tipo de servicios. Hablamos de un recurso ilimitado, que se puede aprovechar de manera constante y no produce ningún impacto negativo en el medio ambiente. Es renovable y continua, limpia y eficiente. Su capacidad puede cubrir tanto la demanda de ACS de un hogar, como de una instalación mucho más grande, similar a una piscina cubierta de uso comunitario.

Veamos las cifras. En una comunidad vecinal al uso, climatizada mediante refrigeración eléctrica y calefacción con caldera de gas natural, además de una piscina sostenida en un 60% por las placas solares térmicas, hablaríamos de un consumo energético de 188.384,38 kWh y unas emisiones de 56.977,81 kilos de CO2. En el caso de apostar por la propuesta de energía renovable geotérmica, estas cifras se reducirían a 39.102,67 kWh y 14.546,19 kilos de C02. A partir de estos datos se infiere que tanto el consumo de energía primaria como las emisiones ambientales son hasta cuatro veces menores si se apuesta por este último sistema. Y por tanto, la factura también será cuatro veces inferior, con el consiguiente ahorro para toda la comunidad.

Piscinas con geotermia

“La inversión inicial es muy similar a la de una instalación clásica de calefacción y refrigeración, pero los costes de explotación son mucho más bajos, hasta llegar a un 50-70% menos de consumo energético”, explican desde Itecon. Para su aplicación conviene realizar un estudio previo que determine la capacidad de captación, debido a las perforaciones o excavaciones que hay que realizar para colocar las sondas. No obstante, conlleva un ahorro significativo de espacio, al ser un solo equipo y sin problemas de ubicación. También pueden incorporarse numerosas mejoras que agilicen los trámites, como que los contadores de cada vivienda generen facturas de forma automática y programada, simplemente con un detector de los impulsos emitidos.

Son muchos, por tanto, los inmuebles que pueden aprovecharse de este recurso. “Las previsiones de la energía geotérmica en España son buenas: en el caso de la producción de electricidad y usos térmicos, tiene un gran potencial, siendo una fuente de energía competitiva”, asegura Salido, portavoz de la compañía asociada a empresas como Porcelanosa. Entre los clientes potenciales de la misma no solo estarían las viviendas, sino también los centros hoteleros o los complejos deportivos, por poner algunos ejemplos. Si bien la instalación conlleva un coste, una vez garantizada la viabilidad de la instalación, el retorno es constante.

Artículos incluidos en: