Búsqueda de inmuebles
0000
Resultados
Thursday, March 22nd, 2018

Estilo colonial: cuando la madera hace hogar

La decoración que escogemos para nuestra casa tiene que ver con nuestra rutina, y esta casa de Santa Apolonia de aire colonial invita a pasar largos ratos en su interior

Casa colonial en Santa Apolonia

Así como los clásicos siempre vuelven, hay estilos de decoración que nunca pasan de moda, y uno de ellos es el de corte colonial. Casas en tonos oscuros, con gran protagonismo de la madera, que aporta calidez tanto a espacios grandes como pequeños. Son fundamentales los muebles de buena calidad, en muchos casos antigüedades, como las vitrinas, librerías o aparadores que protagonizan la sala. Y si bien se trata de una apuesta válida para todo tipo de casas, incluso las más modernas, es imposible resistirse a una villa en plena naturaleza que apueste por este diseño de interiores y logre transmitir la inconfundible sensación de hogar.

Es lo que sucede en el caso de esta exclusiva propiedad, situada en la prestigiosa urbanización de Santa Apolonia (Torrente). Si su apariencia exterior ya es imponente, mucho más su decoración de sus estancias. La casa dispone de cinco dormitorios con baños ‘en suite’, una cocina y un salón muy amplios (con 40 y 70 m2 respectivamente), además de otras estancias que hacen apetecible pasar tiempo dentro, como una biblioteca y una bodega privada. En todas estas salas destaca la calidad de los materiales, especialmente la madera inglesa empleada en las ventanas, las puertas y las vigas vista, que se combina con muebles de gran personalidad.

Dormitorio en Santa Apolonia

Cuando uno apuesta por un estilo decorativo tan marcado, en realidad está construyendo un hogar en consonancia con su estilo de vida. El aire colonial invita a pasar tiempo en el interior de la casa, ya sea en reposados momentos de lectura o cocinando en una encimera tradicional; buscando la privacidad del dormitorio o acompañado de otros miembros de la familia en el salón. Una calidez que se agradece, incluso en una ciudad con tan buena temperatura como Valencia, pero que además se puede complementar con la vida exterior. Al llegar la primavera y el verano apetece salir al jardín, que en estas villas suele estar a la altura de las expectativas.

Es el caso de la casa de Santa Apolonia, que goza de una parcela de 6.000 m2,, probablemente una de las mejores de la urbanización. Si bien se sitúa en un punto elevado de las lomas, lo que le confiere privacidad, alterna áreas planas muy útiles y  presume de un deslumbrante jardín perfectamente mantenido. En él hay un pozo propio, con la concesión de la Confederación Hidrográfica del Júcar, lo que supone un gran recurso de aprovechamiento. Además de bello, esta fuente de agua propia permite un ahorro considerable en suministros. En definitiva, una serie de características que le otorgan una comodidad y una calidad de vida únicas en Valencia.

Artículos incluidos en: