Búsqueda de inmuebles
0000
Resultados
Friday, August 8th, 2014

Valencia, atracción a primera vista

Hasta hace escaso tiempo, Madrid y Barcelona eran sin discusión las ciudades españolas más conocidas en el ámbito internacional. Su condición de grandes capitales concitaba en estas dos ciudades un amplio porcentaje del turismo llegado a nuestro país. De un tiempo a esta parte, y gracias entre otras razones a la repercusión mediática de la celebración en Valencia de dos importantes citas deportivas como la Copa América de vela y la disputa de un gran premio de Fórmula 1 en distintas ocasiones, esta ciudad junto al Mediterráneo se ha aupado a una posición de privilegio de cara al visitante extranjero. Muchos de los llegados a Valencia con motivo de la disputa de estas competiciones descubrieron los muchos atractivos que reúne la ciudad y que la convierten en uno de los emplazamientos más deseados tanto de cara al turista como para aquella persona interesada en residir de manera permanente en España. Por otro lado, hay que resaltar el hecho de que Valencia se encuentra conectada de forma excelente con Madrid (trayecto diario en tren de alta velocidad gracias al AVE) y Barcelona, además de disponer de vuelos diarios con el extranjero a través del aeropuerto internacional de Manises.

Una de las grandes ventajas de Valencia es su manejable tamaño, en comparación con otras dos grandes ciudades como Madrid o Barcelona. Si uno de los principales problemas de estas dos impresionantes urbes radica precisamente en sus desmesuradas dimensiones, por el contrario, Valencia se muestra también como una gran ciudad, pero sin alcanzar todavía el tamaño de las capitales madrileña y catalana. Por este motivo, Valencia es hoy en día una ciudad sencilla para transitar y cuyas áreas de expansión se encuentran muy bien comunicadas con el centro de la ciudad, ya sea mediante transporte público o incluso con vehículo particular. Tomando como ejemplo dos de estas zonas, la que rodea la Ciudad de las Artes y las Ciencias (Prolongación Paseo Alameda y Avenida de Francia) o la Avenida de las Cortes Valencianas (junto al Palacio de Congresos y el futuro estadio del Valencia CF) un recorrido básico desde el centro de la ciudad apenas nos tomará quince minutos ya sea en autobús o metro.

Otro de los grandes atractivos de Valencia reside en sus playas, un aspecto en el que, obviamente, aventaja a Madrid. Playas como la del Cabanyal o la Malvarrosa, frecuentadas tanto por turistas como por los propios valencianos (una de las tradiciones canónicas en Valencia es disfrutar en fin de semana de un buen arroz en restaurantes de tantísima tradición como La Marcelina o L’Estimat), están situadas a escasa distancia del centro de la ciudad y al igual que sucede con las dos zonas anteriormente comentadas, a ellas se accede de forma rápida y sencilla. La gastronomía es otro de los aspectos en claro auge de Valencia. Sin desdeñar los excelentes restaurantes especializados en arroces, en los últimos años la ciudad ha acogido nuevos establecimientos, algunos de ellos galardonados con la prestigiosa estrella Michelín, caso de las propuestas de La Vertical o la filial valenciana del afamado Poblet de Quique Dacosta. A estos hay que sumar las cocinas de Vicente Patiño (Saiti) o Ricard Camarena, este último por partida triple en el Mercado Central, Canalla Bistró o en su restaurante gastronómico Camarena, como algunos de los referentes imprescindibles.

Si en el ámbito gastronómico Valencia ya disfruta de un estatus propio respecto a Madrid o Barcelona, cabe decir lo mismo acerca de la esfera cultural. Valencia dispone de un impresionante legado histórico, ejemplificado en construcciones como la majestuosa Catedral, flanqueada por las torres del Miguelete y Santa Catalina o la Lonja de la Seda, uno de los grandes ejemplos en Europa del gótico civil, y elegida como Patrimonio de la Humanidad. Valencia alberga también destacados museos de visita obligada, gracias a sus fondos propios y a un seleccionado programa de exposiciones. El Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), el Museo Valenciano de la Ilustración y la Modernidad (MUVIM), el Museo de Bellas Artes San Pío V o el Centro del Carmen componen una espléndida ruta museística que abarca gran parte de la historia del arte.

Para finalizar, a todos estos grandes atractivos debemos añadir uno particularmente significativo, en especial para aquellas personas interesadas en residir de forma permanente en Valencia. Los precios de las propiedades inmobiliarias de gran calidad, como aquellas situadas en el centro de la ciudad, se encuentran por debajo de activos de similares características situados en Madrid o Barcelona, por lo que se convierte en una estupenda opción de cara a una futura adquisición.

 

Artículos incluidos en: