Búsqueda de inmuebles
0000
Resultados
Thursday, May 31st, 2018

El alquiler de larga estancia se estabiliza en la Comunidad Valenciana

Los propietarios de viviendas apuestan por el arrendamiento duradero debido al nuevo marco regulador y las ventajas que les ofrece

Alquiler en Plaza del Ayuntamiento

La regulación de las viviendas de alquiler turístico dentro de la Comunidad Valenciana está favoreciendo la apuesta por las estancias largas y estables. Tal y como defiende Rimontgó en el artículo que ha publicado El Economista este mes, la apuesta por un alquiler permanente reporta mayores beneficios y es una opción más segura para los compradores interesados en adquirir una vivienda como inversión. Las ventajas de esta modalidad son la continuidad, un mejor cuidado del inmueble, menos reclamaciones vecinales, mayor agilidad de gestión y una tributación favorable, como pasaremos a desarrollar a continuación.

La Administración valenciana prepara una Ley de Turismo, Ocio y Hospitalidad, entre cuyos propósitos se encuentra regular de manera más efectiva el alquiler turístico o vacacional. La norma viene motivada, principalmente, por tres factores derivados de la proliferación masiva de estas viviendas: la protesta de la patronal hotelera (Hosbec) ante lo que estiman es una competencia directa; las quejas vecinales debido a las molestias causadas y, por último, el descenso del número de viviendas destinadas al alquiler tradicional. Ciudades como Madrid, Barcelona o Palma de Mallorca también han actuado para redirigir la situación.

El nuevo marco regulador de la Comunidad Valenciana permite que los dueños de apartamentos turísticos continúen con su actividad, siempre que estén inscritos en el Registro de Viviendas Turísticas de la Generalitat y (muy importante) se sitúen en plantas bajas o primeras plantas. Por su parte, los propietarios de edificios dedicados íntegramente al alquiler vacacional necesitarán tramitar una licencia similar a la de los establecimientos hoteleros al uso. Los portales inmobiliarios solo podrán publicitar casas debidamente registradas y deberán colaborar con la Administración en caso de reclamación de información.

Edificios cerca de la zona universitaria de Valencia

Llegados a este punto, para aquellos compradores interesados en adquirir una vivienda como inversión, entendemos el alquiler de larga duración como una opción más segura por diversos factores. Pese a que en primera instancia podemos percibir que la rentabilidad en la vivienda de alquiler vacacional es superior, para ello es casi imprescindible tener un grado de ocupación mensual muy alto. El alquiler permanente le ahorra tiempo al propietario en gestión del inmueble (documentación, trámites, etc.) y le reporta una tributación favorable (solo el primer tramo de ingresos, hasta el 60%). Además, al residir un mismo inquilino o inquilinos durante un largo periodo, el grado de deterioro de la vivienda es menor y se ahorra en reparaciones.

Al no tener que seleccionar perfiles constantemente, también se reducen las posibilidades de tener inquilinos molestos, lo que deriva en menos reclamaciones de los vecinos. Con un alquiler de larga estancia, se pasa del turista que sólo está de paso al profesional que se instala en la ciudad por motivos laborales o una familia que quiere residir un tiempo prudencial antes de comprar una vivienda, e incluso parejas de jubilados con alto poder adquisitivo. En definitiva, un tipo de arrendatarios que garantizan una rentabilidad constante y estable, además de proporcionar al propietario una mayor tranquilidad y seguridad en la gestión del inmueble.

Artículos incluidos en: