Búsqueda de inmuebles
0000
Resultados
Tuesday, March 27th, 2018

Sa Era, la casa que embellece la Tramuntana

Descubrimos una vivienda que  aprovecha la tierra donde se asienta y contribuye a mejorar el marco de la Sierra Tramuntana, con unas vistas únicas al Mar Mediterráneo

Sa Era sobre la Tramuntana

Algunas casas se integran con naturalidad en el paisaje; otras se convierten en el propio paisaje. Sa Era forma parte de la tierra en la que se asienta, emerge de la montaña con enorme belleza, se deja cuidar por el Sol y el Mar Mediterráneo. Situada a apenas 30 minutos de Palma de Mallorca, sus jardines respetan las ondulaciones y la vegetación de la Sierra Tramuntana, tan valiosa que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El atardecer alcanza otro significado en su jardín, gracias a la vista privilegiada desde su terraza y la quietud que transmite su piscina, rodeada por cipreses, buganvillas, romero y lavanda, e incluso olivos que regalan a sus visitantes el placer de saborear su propio aceite.

Sa es un artículo que se utiliza en Baleares y se aplica a determinadas casas, especialmente si tienen una personalidad tan marcada, con un encanto único tanto en su interior como en su exterior. La parcela consta de 39.000 m2, con amplias zonas de vegetación, que además están en óptimas condiciones gracias a su excelente mantenimiento. Como en Mallorca las temperaturas son suaves durante todo el año, se pueden pasar agradables mañanas tendido en el jardín y largas tardes bañándose en la piscina. Además dispone de un patio interior, donde la piedra y la vegetación siguen siendo protagonistas para hacer confortables los ratos al aire libre.

Vistas desde Sa Era

En cuanto a las áreas de descanso, la planta superior dispone de un total de cuatro dormitorios, todos dotados de ‘baño en-suite’. Por su parte, el sótano dispone de una ‘master suite’ privada con cuarto de baño y acceso a una terraza superior. No es el único espacio para la relajación en este nivel, donde también se ubica una zona de spa muy especial, con sauna, bañera y ducha para elegir el método predilecto de relajación. En la misma planta se encuentra un apartamento para invitados con una sala de estar, cocina y zona de comedor, así como un dormitorio, un cuarto de baño, aseo de cortesía y zona de lavandería. Todas las comodidades para que residentes y huéspedes puedan disponer de momentos de privacidad y tranquilidad dentro de la casa.

S’Era es un lugar único para disfrutar de los placeres más sencillos, como la naturaleza y el descanso, pero también la buena mesa y la mejor bebida. Las Islas Baleares son un enclave rico a nivel gastronómico y vinícola, donde tienen una gran variedad de denominaciones de origen. Si bien esta finca dispone de olivos que producen su propio aceite, también se consagra a los placeres de la uva gracias a uno de los espacios más singulares. Se trata de la bodega privada, con puertas y ventanas de madera, en cuyo interior se pueden apilar cientos de referencias y realizar catas entre amigos. Solo un motivo más para entregarse a una casa así de especial, de esas que rara vez se encuentran, y que además embellece la tierra donde se asienta.

Artículos incluidos en: